null Las Juntas Generales reciben en su sede un piano del siglo XVIII restaurado por el servicio foral de Restauración

Las Juntas Generales reciben en su sede un piano del siglo XVIII restaurado por el servicio foral de Restauración

Interior del piano
21 jul. 2021

Adquirido tras el cierre del convento de las Carmelitas Descalzas de Murgia en 2003, se trata de un ejemplar de ‘square piano’ fabricado por la empresa Broadwood & Son en Londres

La sede de las Juntas Generales en Vitoria-Gasteiz se ha convertido en el nuevo hogar de un piano cuadrado de finales del siglo XVIII adquirido por la Diputación al convento de las Carmelitas Descalzas de Murgia tras su cierre en 2003 y restaurado por el servicio foral de Restauración. Se trata de un ejemplar de ‘square piano’, antecesor de los pianos de cola, fabricado en Londres por la empresa Broadwood & Son, en una versión particular de 82 notas, la más extensa elaborada por el fabricante británico.

El mueble, de forma cuadrangular a diferencia de los pianos que se conservan o fabrican mayoritariamente en la actualidad, cuenta con una tapa superior dividida en dos hojas por una bisagra corrida. Se apoya en cuatro patas en forma de estípite rematadas por otras tantas ruedas latonadas. Se trata de una madera resinosa que posteriormente chapearon con caoba y palma de caoba. Para su fabricación también emplearon algunos elementos macizos como son la moldura perimetral de la tapa y las partes superior e inferior moduladas de las patas.

Es inusual en la conservación de su tablero de cubierta interior original y, que, además, descansa sobre lo que Broadwood denominó un “marco francés". Actualmente no tiene pedales y el mecanismo interno conserva el latón característico debajo de los amortiguadores, el mismo que en la patente de Broadwood de 1783.

En su frontal tiene una cerradura con embocadura de hueso o marfil, al igual que las teclas, y en su interior se encontró el número inciso de fabricación: 1478. Respecto al teclado, está compuesto por 48 teclas de marfil y 34 semitonos de madera oscura posiblemente de ébano. De esta manera, la tesitura es de 6 octavas y una sexta más, lo que hacen un total de 82 teclas, la gama más extensa elaborada por el fabricante británico. Las tapas de las teclas de las octavas centrales presentan el desgaste habitual por uso.

Proceso de restauración

Durante su restauración, hubo de hacerse frente a los diferentes problemas que presentaba la parte mueble del instrumento tales como ataques de insectos xilófagos, roturas y pérdidas del soporte y del chapeado, levantamientos, agrietamientos y alabeos, oxidación o manchas de humedad y decoloración. Así, el servicio de Restauración dependiente del departamento de Cultura y Deporte de la Diputación Foral de Álava ha llevado a cabo procesos de desinsectación por anoxia, fijación de roturas y chapeado particularmente en la tapa, lijado de toda la superficie exterior del piano para eliminar no solo la goma laca degradada sino para subsanar la decoloración que sufría la madera, rayas y golpes, o consolidaciones puntuales en partes debilitadas por la acción de insectos xilófagos con pérdida de estructura leñosa. Asimismo, se han reconstruido puntualmente las partes que presentaban pérdidas de volumen, se han rellenado también las pequeñas grietas del chapeado del lado frontal y se han limpiado todas las piezas metálicas como las bisagras o los remates latonados de las patas.

En su interior, por su parte, se encontraron numerosos depósitos de polvo muy adheridos a la estructura y que fueron eliminados con hisopo de algodón humedecido con agua desmineralizada antes de proceder al barnizado final de todo el exterior con goma laca aplicada de forma sucesiva a muñequilla. El pasado viernes 9 de julio se realizó finalmente el traslado del piano desde el almacén del servicio de Restauración a la sala de recepciones de las Juntas Generales de Álava.

En su momento, fueron muchos los ejemplares de este modelo que se exportaron a Francia después de la Revolución, así como a Estados Unidos, donde, además, la posesión de un Broadwood de moda llegó a considerarse sinónimo de un estatus elevado y de buen gusto. La firma Broadwood & Son (después Broadwood & Sons) fue responsable de importantes innovaciones, incluido el mecanismo de amortiguación incorporado.